Mayor Oreja: “Lo que más me preocupa de Europa es la falta de cohesión por la ausencia de valores compartidos”

 

Los Diálogos de Teología de Almudí 2017, que se celebran gracias a la colaboración de la Biblioteca Sacerdotal Almudí y la Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia, completaron este miércoles el programa previsto para la XIX edición. Lo hizo con dos presentaciones interesantísimas y complementarias, a cargo de Julio Tudela Cuenca, director del Máster de Bioética de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir, y Jaime Mayor Oreja, presidente de la Fundación Valores y Sociedad, y exministro de Interior de España.

 

Abrió la segunda jornada la conferencia Sexo, género y transexualidad del profesor Tudela, que empezó su exposición presentando las teorías que apoyan la Ideología de género con frases como la de Simone de Beauvoir de 1949, “El sexo es un constructo social: no se nace mujer, te hacen mujer”; o la filósofa Judith Butler, “La sexualidad es una realidad `fluída´ e intrascendente para el ser humano”.

 

 

 

Tras analizar los movimientos que han facilitado el desarrollo de la ideología de género, como el ateísmo, la ilustración, el naturalismo, el posmodernismo o el posthumanismo, entre otros, Julio Tudela también dejó claro que Naciones Unidas ha aceptado esta ideología en diferentes conferencias y documentos desde 1992 hasta nuestros días.

 

A partir de aquí, el profesor Tudela expuso las pruebas científicas que demuestran que, biológicamente, las personas somos diferentes en función del sexo que tenemos. En este sentido, respondió a la pregunta de “¿Qué conexión hay entre sexo y biología?” desde cuatro planteamientos. La diferencias entre sexos se basan en:

 

1. La genética y la epigenética.

 

2. El sistema endocrino: glándulas, hormonas y gónadas.

 

3. La configuración cerebral.

 

4. El sistema inmune.

 

Todos ellos “constituyen un sistema interrelacionado responsable de la identidad sexual”.

 

Analizó Julio Tudela cada uno de estos puntos tras lo que concluyó que reflexiones como las realizadas por Simone de Beauvoir o Judith Butler no se pueden sostener porque “la teoría de género parte del error y la ignorancia científica”.

 

También quiso llamar la atención sobre las consecuencias que pueden provocar las terapias de reasignación de sexo, poniendo de manifiesto que “la mortalidad total en el grupo de personas transexuales, tras la reasignación de sexo, era mayor que en el grupo control, aproximadamente tres veces superior”, o que “tras la adolescencia, se detecta un índice de suicidios 19,1 veces más elevado que en el grupo control”.

 

Finalmente planteó las variables que tiene el sexo y el comportamiento sexual ya que considera que “hay una predisposición innata para un comportamiento social diferenciado por sexo en humanos” y ese comportamiento “es independiente de la educación recibida”. Por ello, quiso dejar bien claro que “todo avance científico confirma que existe un orden natural y el hombre vive mejor cuando respeta ese orden natural. Toda pretensión de rediseñar o desdibujar esa herencia natural siempre conlleva más desastres que beneficios”. 

 

AQUÍ PUEDES ESCUCHAR LA CONFERENCIA COMPLETA DE JULIO TUDELA

 

AQUÍ PUEDES DESCARGAR EL PDF COMPLETO CON LA PRESENTACIÓN DE JULIO TUDELA

 

 

Después de Julio Tudela, tomó la palabra Jaime Mayor Oreja que tenía la misión de presentar una ponencia con el título La vida: política e ideologías. Planteó su presentación en dos partes. Por un lado quiso “realizar un diagnóstico de lo que nos está sucediendo” en la sociedad actual y por otro lado “qué podemos hacer” cada uno de nosotros desde el lugar que ocupamos.

 

Mayor Oreja considera que en los últimos tiempos “la prevalencia de la mentira sobre la verdad se ha ido acrecentando, la mentira se propaga con mayor facilidad”. La sociedad española “se ha ido alejando de valores sólidos, de referencias permanentes, e incluso nos hemos alejado de la verdad como aspiración”. “Hemos ido destruyendo los principios prepolíticos”, dice, “y lo hemos dejado todo al albur de los estados de opinión”.

 

 

Planteó cinco grandes mentiras que han prevalecido en los últimos años:

 

1. La madre de todas las mentiras es que “la crisis que hemos vivido es esencialmente de naturaleza económica, financiera o política”. Por contra, considera que “la crisis es de carácter moral, está dentro de nosotros mismos, dentro de nuestras conciencias, es la crisis de la persona”. “Por eso las instituciones que más han padecido esta crisis son las que están más vinculadas a la verdad”, dijo el exministro, como por ejemplo la familia o la descristianización de Europa. En este sentido planteó que la crisis no ha acabado puesto que todavía se tiene que dilucidar la confrontación entre “el relativismo moral” que ha dominado la sociedad hasta ahora “y el extremismo o populismo”.

 

2. La segunda mentira: “no existe un orden mundial nuevo”. Desde el punto de vista de Jaime Mayor “se ha desarrollado un nuevo orden mundial fruto de la socialización de la nada, el resultado de una sociedad líquida sin valores sólidos permanentes”. Considera que la única referencia de este nuevo “status quo” es el dinero.

 

3. Tercera mentira: “este nuevo orden mundial es inocuo para los valores cristianos”. Para Mayor Oreja “esto no es verdad”. Los nuevos tiempos tiene una obsesión: “destruir los valores cristianos en términos de civilización y reemplazarlos por la nada”. Por este motivo, este nuevo orden mundial está “condenado al fracaso” pero tiene “una gran capacidad de destrucción” de los valores tradicionales. Cree que “el árbol de la nada produce el fruto del extremismo” y ante eso hay que ser capaz de actuar. Por eso reclamó a los cristianos dar un paso al frente y huir de la “incomparecencia cultural, en el gran debate de los principios prepolíticos que determinan el futuro de nuestra sociedad”.

 

4. Decir que el debate político no ha cambiado es “otra mentira”. “Se prefiere decir que se está en un debate entre izquierdas y derechas, entre liberales y socialistas, entre cristianodemócratas y socialdemócratas”, argumentó. Piensa, por el contrario, que actualmente “el único debate que existe en la actualidad es el que protagonizan el relativismo y el extremismo o populismo”.

 

5. La quinta mentira en el diagnóstico que realiza el presidente de Valores y Sociedad es que “lo urgente es que nos alineemos, con unos o con otros”. Ante lo que Mayor Oreja fue muy franco: “hoy no oculto mi desconfianza hacia unos y hacia otros”. Por eso se califica “huérfano” en este debate. Por ello, puesto que no comparte ninguna de las dos visiones, considera que la actitud correcta es “dar una visión diferente de esa crisis total que padece la persona”.

 

A partir de aquí, Jaime Mayor propuso algunas actitudes que pueden tener los cristianos en la sociedad ante esta crisis. Lo primero que planteó es que “es una obligación” para los cristianos “hacer frente a esta crisis”. En un primer momento “hay que ir a la raíz, estamos obligados a no quedarnos en la superficie de los acontecimientos” y esto no es más que una respuesta a otra obligación del cristiano que es “buscar y defender la verdad”. Y añadió: “la verdad es nuestra fe, pero no podemos olvidar que la fortaleza de la verdad es también parte de la fortaleza de nuestra civilización”. En este sentido, Europa “tiene que saber aceptar sus raíces cristianas”.

 

Mayor Oreja abogó por “una resistencia” ante el nuevo orden mundial. Hay que “atreverse a decir la verdad  sobre lo que tenemos delante”. La descristianización de Europa ha supuesto “la falta de cohesión por la ausencia de valores compartidos”.

 

Finalmente, expuso que “puesto que la crisis está en la persona, sólo un cambio en las personas puede hacer frente a dicha crisis. Hay que empezar por uno mismo y seguir por la institución de la que uno forma parte”.

 

AQUÍ PUEDES ESCUCHAR EL AUDIO COMPLETO DE LA PONENCIA DE JAIME MAYOR OREJA



Compartir en redes sociales:   

Galería de imágenes:
  Aviso legal   |   Diseño web: aitana.com    Compartir en redes sociales:   Compartir en Facebook