PRESENTACIóN

 

 

Un nuevo curso en la Facultad de Teología. Una nueva página de esta institución que lleva 42 años ofreciendo sus servicios a la Iglesia y a la sociedad valenciana con alegría y humildad. La palabra que brota al contemplar este recorrido es gracias. Y, en efecto, estamos agradecidos. En primer lugar, al Señor (¿qué tenemos que no hayamos recibido?). Luego, a tantas personas que han tejido y siguen tejiendo la historia de nuestra querida Facultad: autoridades, profesores, alumnos, PAS, antiguos alumnos, amigos… Pero este agradecimiento es responsable. Todo es gracia, pero gracia acogida, celebrada y convertida en proyecto. Todo don se ha de hacer tarea. Y de esa tarea, en el nuevo curso, hemos de hablar al presentar la Guía Académica.

 

El curso 2016-2017 todavía se inicia en el marco de celebraciones eclesiales de gran resonancia, tanto a nivel general como particular. En efecto, El Jubileo de la Misericordia nos seguirá acompañando en el primer trimestre. Celebración que, en nuestra Archidiócesis, tiene un matiz singular: el Cáliz de la Misericordia. Este matiz brota de la fusión armoniosa del Año de la Misericordia con el Año Santo Jubilar Eucarístico en conmemoración del Santo Cáliz declarado por nuestro Arzobispo y Gran Canciller. Precisamente, por este motivo, el XVII Simposio de Teología Histórica, que se celebrará de los días 8 al 10 de noviembre, lleva el título: El Cáliz de la Misericordia. La redención que nuestro mundo necesita. Este evento, que congregará  a teólogos y estudiosos de diferentes Universidades, Facultades y Centros de dentro y fuera de nuestras fronteras, será una oportunidad singular para crear y exportar una reflexión de altura sobre la Eucaristía y su conexión con el misterio de la salvación que, a todos, ayudará a crecer en nuestra identidad cristiana. Por otro lado, y sin salir del horizonte de las celebraciones, no hemos de olvidar tampoco que el final del Jubileo de la Orden de Predicadores, por sus 800 años de existencia, nos acompañará hasta enero de 2017. Jubileo que la Facultad siente como propio por su historia y la corresponsabilidad dominicana en su funcionamiento.

 

En otro orden de cosas, el curso que empezamos es relevante por otros dos motivos. En primer lugar por la disposición de la Facultad a recibir la visita de la AVEPRO (Agencia de Verificación y Promoción de la calidad de la Santa Sede) para culminar la primera fase de la implantación de la cultura de la calidad en nuestro Centro. Luego, para profundizar los contactos conducentes a una mayor colaboración con la Universidad Católica San Vicente Mártir, según la voluntad del Gran Canciller de ambas instituciones.

 

En la Guía Académica que tienes disponible en la Facultad hallarás toda la información sobre la organización y desarrollo concreto del currículo de materias tanto de la Facultad de Teología en sus tres ciclos (Bachiller, Licenciatura y Doctorado), como del ISCR. Por cierto, este último ofrece ya su segundo ciclo completo y, Dios mediante, al final de este curso tendremos la primera promoción de Licenciados en Ciencias Religiosas en sus dos especialidades (Enseñanza Religiosa Escolar y Agente de Pastoral). Asimismo, como siempre, en la Guía está incluido todo aquello que se precisa conocer en torno a la Formación Permanente para Sacerdotes y de la Schola Valentina Linguis Biblicis et orientalibus ediscendis, amén de otros datos de utilidad que facilitarán la orientación y la integración del alumno en la marcha de nuestro Centro.

 

Y nada más. Reiteramos lo que dijimos al principio. Estamos agradecidos por poder desempeñar nuestra tarea. Esperamos, pues, que sabiéndonos acompañados por el Buen Dios, entre todos, hagamos fructífera la travesía por el nuevo curso. Así lo deseamos de corazón.

 

Vicente Botella Cubells, o.p.

Decano-Presidente

  Aviso legal   |   Diseño web: aitana.com    Compartir en redes sociales:   Compartir en Facebook