Bienvenida 2021-09-01T08:26:42+00:00

Bienvenida del Decano

La teología desempeña un papel particularmente importante en la búsqueda de una síntesis del saber, como también en el diálogo entre fe y razón. Ella presta, además, una ayuda a todas las otras disciplinas en su búsqueda de significado, no sólo ayudándoles a examinar de qué modo sus descubrimientos influyen sobre las personas y la sociedad, sino dándoles también una perspectiva y una orientación que no están contenidas en sus metodologías. A su vez, la interacción con estas otras disciplinas y sus hallazgos enriquece a la teología, proporcionándole una mejor comprensión del mundo de hoy y haciendo que la investigación teológica se adapte mejor a las exigencias actuales. Considerada la importancia específica de la teología entre las disciplinas académicas, toda Universidad Católica deberá tener una Facultad o, al menos, una cátedra de teología. (Ex corde ecclesiae 19).

Una teología que ayude en la búsqueda de una síntesis del saber y en diálogo entre fe y razón y que se enriquezca con una mejor comprensión del mundo para que se adapte mejor a las exigencias actuales. Este es el reto que tenemos ante nosotros. Un reto que siempre hemos tenido y que este curso adquiere protagonismo al integrarse nuestra Facultad de Teología en la Universidad Católica de Valencia.

En esta perspectiva hemos de entender el camino que iniciamos el año pasado cuando nuestra junta de Facultad, animada por el impulso del Gran Canciller, acordaba esta integración. En este mes de septiembre de 2021, estamos a punto de firmar el acuerdo de integración que formalizará el proceso llevado a cabo durante este último curso.

La Congregación para la Educación Católica respalda que la teología que se estudia en nuestra facultad es teología católica, por ello nuestra facultad tiene un estatus de facultad eclesiástica que mantenemos dentro de la Universidad Católica.

Comenzamos una nueva etapa en nuestra Facultad y como toda nueva etapa tendremos que ir abordando los retos que se nos vayan presentando. Una nueva etapa que afrontamos con ilusión y quizá también con ese cierto temor que acompaña todo nuevo proyecto. Hemos de buscar nuestra fortaleza en el Espíritu del
Señor que nos llama a una mejor unidad.

Hay que agradecer a los profesores, PAS y alumnos, el esfuerzo que se está realizando para que sea una realidad este proyecto.

Así, pues, durante el curso 2021-2022 iniciamos nuestros pasos como una Facultad de Teología en una Universidad Católica pero también de una Universidad Católica que alberga una Facultad de Teología. Es un curso en que hemos de ir estableciendo las relaciones necesarias para integrarnos en la vida de la Universidad, relaciones que abarcan en último término relaciones entre personas que nos ayudarán a conocernos mejor para trabajar juntos.

A este reto se une otro también importante y es que la UCV va a comenzar las obras de rehabilitación del edificio de la calle Trinitarios 3. Unas obras largamente esperadas por nosotros y que finalmente van a comenzar este curso. Está previsto que las obras se prolonguen durante dos años, incluso podrían ser tres ya que las obras son complejas y el edificio antiguo.

Estas obras nos obligan a dejar el edificio que ha sido nuestra casa desde su fundación en enero de 1974. Un edificio al que volveremos al finalizar las obras junto con el resto de las instituciones de enseñanza eclesiástica superior como la Facultad de Derecho Canónico y el instituto Juan Pablo II y, previsiblemente, las Facultades de Filosofía, Derecho y ADE. Sin duda será una sede con un gran movimiento universitario.

Nos cuesta un poco abandonar, aunque sea temporalmente, esta sede que es testigo de la presencia de los estudios teológicos en nuestra ciudad durante más de 100 años, cuando estuvo allí el Seminario Conciliar, la Universidad Pontificia y actualmente la Facultad de Teología. Sabemos que el esfuerzo habrá valido la pena cuando podamos volver a una sede renovada y actualizada.

Mientras estén en marcha las obras, la Facultad debe continuar su tarea y los próximos dos cursos estaremos en el Centro san Francisco de Borja, la antigua casa profesa de los jesuitas en la calle de la Cenia 10, detrás de la Lonja. Gracias al esfuerzo por parte de la diócesis se han podido habilitar aulas y espacios para desarrollar la actividad de la Facultad.

Hay que reconocer el gran esfuerzo que ha realizado el PAS para el traslado y la habilitación de los espacios para que podamos estar allí. Compartiremos espacio con la sede de Juniors MD, con la residencia sacerdotal y la basílica del Sagrado Corazón de Jesús. Una nueva experiencia que nos enriquecerá a todos y nos permitirá establecer nuevas relaciones.

Por lo que se refiere a la vida académica de la Facultad continuaremos con la enseñanza e investigación que en ella se realiza. En esta guía aparece la información sobre las titulaciones que ofrece la Facultad en Teología (Grado, Máster y Doctorado) y en Ciencias Religiosas (Grado y Máster). También aparece la información de la Academia de Lenguas y otros datos del funcionamiento de la vida de la Facultad.

Queda solo, agradecer a todos los que están haciendo posible que Facultad y UCV podamos unir esfuerzos. En especial a nuestro Arzobispo y Gran Canciller, entusiasta animador de esta integración, al Rector de la UCV y su equipo que están trabajando para que sea una realidad y que aprecian y valoran la oportunidad que se nos presenta. Estamos convencidos que esta integración ayudará a ambas instituciones a hacer mejor nuestra tarea y a trabajar por la evangelización de nuestra sociedad desde la cultura. Más allá de los beneficios mutuos que la integración nos ofrece, no podemos olvidar el reto de conseguir una teología que facilite la síntesis del saber, en diálogo entre fe y razón, enriquecida con una mejor comprensión del mundo. Nos acogemos a la intercesión de nuestra madre María, trono de la sabiduría y a nuestros patronos san Vicente Mártir y san Vicente Ferrer.

José Santiago Pons

Decano-Presidente